Menu
Home » Blog » Hacia el uso terapéutico de la mariguana. ¿Un asunto de salud pública?
35535040_s

Hacia el uso terapéutico de la mariguana. ¿Un asunto de salud pública?

Enrique Carpizo

Enrique Carpizo

Sabemos que la principal responsabilidad del Estado estriba en preservar la vida y su desarrollo, sin embargo, los problemas crónicos de salud han puesto a prueba la empatía de la sociedad con el objeto de comprender que el ejercicio del derecho a mantenerse con aliento debe regularse.

Tal es el caso de la voluntad anticipada que finiquita la vida de quien ostenta una causa justificada para ello; al lado de la muerte natural, accidental o el tratamiento de una enfermedad terminal donde puede autorizarse el consumo de heroína o morfina para mitigar dolores extremos. Ahora, se dice que el tratamiento a base de heroína o morfina, acorta la vida del paciente y de ser así ¿es correcto fomentar el suministro? Si la visión del Estado es optimizar los recursos en el cuidado de personas moribundas como son los enfermos terminales de VIH-SIDA, cáncer, esclerosis múltiple, etc., y evitar adicciones, entonces, debemos analizar el derecho a una muerte digna en el enfermo terminal, sin omitir medios alternos para un ocaso con menor sufrimiento en el paciente y sus familiares.

Se sabe que la heroína o morfina pone en grave riesgo la integridad física del consumidor al reducir sus hábitos alimenticios, provocarle estreñimiento, sueño la gran parte del tiempo o que permanecer despierto quejándose del dolor y requiriendo un aumento constante de la droga; deseando vivir pero también morir o continuar sedado para olvidar los síntomas del padecimiento. Una alternativa idónea y económicamente viable, hasta este momento, es la mariguana. Su aplicación contra el dolor es efectiva, mejora el estado de ánimo del usuario, le regresa el apetito, aumenta sus defensas, evita el estreñimiento, le permite dormir horas normales y la muerte llega en el momento menos oportuno pero sin preceder vida indigna. Lamentablemente, la cannabis ha sido satanizada sin aprovecharse su efectividad y bajo costo de producción en materia de salud pública. El uso terapéutico de la mariguana no ha sido debatido lo suficiente.

La sociedad no está informada respecto a las ventajas o desventajas del uso medicinal e industrial y algunos abusan del temor a la intoxicación de personas ajenas al enfermo que estén en el hospital, clínica o casa donde se aplique la cannabis, olvidando que el suministro puede ser vía inyección, pastillas, jarabes, pomadas o inhalada a través de vaporizador.

Sin duda, se desperdicia un área de oportunidad en salud y economía nacional, sobre todo ahora con el dólar a 17 pesos. Recordemos que la legislación permite el uso recreativo, esto es, la portación de hasta cinco gramos para consumo personal de acuerdo a los artículos 194 y 195 del Código Penal Federal y 478 y 479 de la Ley General de Salud. Incluso, diversas iniciativas de ley proponen incrementar ese gramaje, por ende, debemos analizar con cautela la temática para, en su caso, avalar la autorización terapéutica de la marihuana en forma responsable.

Las necesidades de hoy, advierten la necesidad de preservar el derecho a una muerte digna y fomentar en la familia del enfermo un menor desgaste psicológico.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


Requerido

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.  [ Aceptar ]