Menu
Home » Blog » Detectar Mentiras Observando la Cara y Los Ojos

Detectar Mentiras Observando la Cara y Los Ojos

  1. Presta atención a las microexpresiones. Las microexpresiones son expresiones faciales que aparecen en la cara de una persona por una fracción de segundo, y que revelan la verdadera emoción que está sintiendo. Normalmente, en una persona que está mintiendo, sus microexpresiones reflejarán tensión emocional, o preocupación. Suelen aparecer en forma de cejas levantadas que causan que la piel de la frente se arrugue.
  2. Presta atención a quien se toca la nariz o se cubre la boca. Quién miente, suele tocarse la nariz mucho más a menudo que quien dice la verdad. Esto es debido a que la adrenalina aumenta, y al llegar a los capilares en la nariz, causa picor. De igual manera, quien miente suele taparse la boca inconscientemente, o poner las manos cerca de la boca, como si quisiera tapar las mentiras que está diciendo. Si la boca, o los labios, se ponen tensos, también pudiera indicar tensión emocional.
  3. Fíjate en sus ojos, y en cómo los mueve. Se puede determinar si una persona está recordando algo verdadero o si se lo está inventando, fijándose en sus ojos. Cuando se están recordando detalles reales, los ojos suelen moverse hacia la izquierda, si la persona es diestra. Cuando alguien diestro está inventando una historia, sus ojos se mueven hacia la derecha. Si la persona es zurda, es al contrario. Las personas también tienden a parpadear más rápido cuando están diciendo una mentira. Otra indicación de mentira puede ser frotarse los ojos, pero más en hombres que en mujeres. Fíjate en sus párpados. Los párpados suelen cerrarse más tiempo de lo normal que en un parpadeo común si la persona está en desacuerdo con lo que se está diciendo. De todos modos, esto pudiera ser momentáneo, así que deberás saber de antemano cómo parpadea la persona para hacer una comparación adecuada. Si las manos, o los dedos, se acercan a los ojos, pudiera ser un indicativo de que se está intentando “no ver” la verdad. Ten cuidado de no asegurar la veracidad de alguien, tan solo basándote en el movimiento de sus ojos. Estudios científicos recientes han arrojado dudas sobre si mirar en cierta dirección pueda establecer si se está mintiendo o no.
  4. No pienses que el contacto visual, o la falta de este, es un indicativo de la veracidad por sí solo. Contrario a lo que se cree normalmente, un mentiroso no siempre evita el contacto visual. Los humanos solemos romper el contacto visual cuando deseamos recordar algo, ya que miramos a un objeto estático y eso nos ayuda a concentrarnos. Además, es posible que los mentirosos quieran mantener el contacto visual para parecer más sinceros; esta técnica se puede practicar para evitar ponerse nervioso, y así “demostrar” que se está diciendo la verdad. De hecho, está demostrado que algunos mentirosos intentan compensar esta creencia popular manteniendo más contacto visual aún. Por lo tanto, utiliza el contacto visual como un indicador general cuando la persona esté bajo presión emocional al preguntársele algo comprometedor
  5. Comprueba si está sudando. Las personas sudamos más cuando estamos mintiendo. De hecho, medir la transpiración de la piel es una de las pruebas del polígrafo para detectar una mentira. De nuevo, no se debe tomar este indicador como definitivo por sí solo. Algunas personas sudan más de lo normal porque están nerviosas, porque son tímidas, o por las condiciones ambientales. Este es un indicador que debe ser acompañado de otros signos de mentira, como temblor, rubor y dificultad para tragar saliva.
  6. Presta atención a los movimientos de la cabeza. Si la cabeza se mueve o se gira en un movimiento opuesto a lo que está diciendo, pudiera ser un indicativo de mentira. Es lo que los expertos llaman “incongruencia”. Por ejemplo, una persona quizá diga que él o ella ha hecho algo, como “Yo limpié a fondo esta habitación”. Pero si está meneando la cabeza, en movimiento de negación quizá significa que no limpió tan a fondo, o que ni siquiera lo hizo él. A menos que la persona esté entrenada, esta es una reacción subconsciente, y suele indicar la verdad detrás de la mentira. Además, es posible que la persona se dé cuenta después del movimiento, y se pondrá más nerviosa aún. Alguien que dice la verdad, suele asentir o negar en el mismo sentido que la respuesta que está diciendo, y lo hace al mismo tiempo; cuando alguien intenta engañarte, quizá haya un retraso entre lo que dice y su gesto.
  7. Vigila el nerviosismo de la persona. Un indicativo de que alguien miente es si está inquieto, ya sea que lo muestre con su propio cuerpo, o con algún objeto de su alrededor. La agitación se produce por la energía que genera el cuerpo al tener miedo de ser descubierto. Para deshacerse de este exceso de energía, el mentiroso suele moverse en la silla, jugar con un pañuelo, o mover alguna parte de su cuerpo.
  8. Observa el nivel de reflejo subconsciente en su comportamiento. De manera natural, todos reflejamos, o copiamos, el comportamiento de otros con los que estamos interactuando; es una forma natural de generar confianza y mostrar interés. Cuando se miente, la capacidad subconsciente de reflejar el comportamiento de los demás se anula, ya que el mentiroso está haciendo un esfuerzo consciente por crear otra realidad para el que escucha. Algunos ejemplos de pérdida del reflejo de comportamiento que deberías detectar serían: Inclinarse para alejarse de ti. Cuando una persona está diciendo la verdad, y no tiene nada que esconder, él o ella tenderá a inclinarse hacia el interlocutor. Por el contrario, un mentiroso tenderá a inclinarse hacia atrás, que es una clara muestra de que no se desea dar más información de la necesaria. Inclinarse hacia atrás también pudiera ser una muestra de desagrado, o poco interés. En aquellos que están diciendo la verdad, su cabeza y sus gestos corporales tienden a ser un reflejo de los de su interlocutor, ya que es una parte natural de una conversación normal. Pero alguien que miente no copiará los movimientos del otro, así que pudiera ser un buen indicativo de que se intenta esconder la verdad. Puede que hasta veas una acción deliberada de cambiar la posición de las manos, o girarse en otra dirección.
  9. Observa la garganta de la persona. Una persona que miente, quizá esté intentando lubricar su garganta constantemente, tragando o carraspeando. Mentir provoca un aumento de adrenalina en el cuerpo, lo que hace que se segregue mucha saliva al principio y después no se segregue suficiente saliva. Mientras la saliva aumente, el sujeto quizá tenga que tragar a menudo. Cuando la saliva deje de fluir, el individuo quizá tenga que carraspear para aclarar su garganta.
  10. Comprueba su respiración. Quién miente suele respirar más de prisa, realizando una serie de respiraciones cortas seguida por una más profunda. La boca pudiera quedársele seca, así que deberá toser o carraspear. De nuevo, esto se debe a la tensión emocional a la que está sometido el cuerpo, que hace que el corazón lata más rápido y los pulmones requieran más aire.
  11. Fíjate en otras partes del cuerpo. Observa sus manos, brazos y piernas. En una situación normal, las personas tienden a sentirse cómodas y a aprovechar el espacio alrededor realizando movimientos y ademanes amplios, como cuando se extienden las piernas. En la persona que miente, estos movimientos tienden a ser muy limitados, rígidos y forzados. Las manos de la persona suelen dirigirse a su cara, su cuello, sus orejas o a la parte de atrás de su cabeza. Los brazos cruzados, las piernas entrelazadas y la falta de ademanes al expresarse pudieran ser señales de que no se desea revelar información. Quién miente suele evitar los ademanes que haría normalmente en una discusión o una conversación. Aunque hay excepciones, pero los mentirosos evitarán señalar con los dedos, hacer gestos con las palmas de las manos abiertas, o tocarse las puntas de los dedos con ambas manos (lo que se asocia a pensar en voz alta).

Un comentario

  1. Ramón Ignacio Lunar

    Me parece interesante. Gracias por facilitar el conocimiento.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


Requerido

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.  [ Aceptar ]