Menu
Home » Blog » Desmantelar el Derecho Laboral
36419114_s

Desmantelar el Derecho Laboral

Lic. Juan José Llanes .  Licenciado en Derecho por la Universidad   Veracruzana. Especialista en Derecho Laboral y Amparo. Veinte años de ejercicio profesional como postulante.

Lic. Juan José Llanes . Licenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana. Especialista en Derecho Laboral y Amparo. Veinte años de ejercicio profesional como postulante.

JUAN JOSÉ LLANES GIL DEL ÁNGEL/JURISTA.- Desde la promulgación de la Constitución de 1917, y luego en el mandato de Calles (que promulgó la Ley Federal del Trabajo) y en el cardenismo (que profundizó y tradujo en políticas públicas el espíritu tutelar del derecho social), el tema de los privilegios de la clase trabajadora le ha perturbado a los sectores de la derecha capitalista.

Aglutinados después en el Partido Acción Nacional y teniendo actualmente como bisagra a un PRI que se le olvidó su origen, están resueltos a desmantelar el andamiaje que le brinda protección mínima a quienes sólo disponen de su fuerza de trabajo, que no de medios de producción, para subsistir.

Siempre prefiero ver las reformas antes que los comentarios a las reformas. Se debe primar el análisis comparativo: cómo estaba la Ley antes, y cómo queda luego de que le meten mano. A reserva, entonces, de ver cómo dejan el marco laboral en materia de riesgos de trabajo tras lo que se anuncia, podemos referir:

Una queja frecuente de los llamados sectores empresariales (secularmente mimados por los gobiernos, no porque sean fuente de riqueza social, sino de recursos para la clase política en tiempos electorales y no electorales), es el magro sistema de indemnizaciones por riesgos de trabajo. El tener que pagar a un obrero porque se accidenta o se enferma con motivo de sus actividades laborales, es algo que molesta, que choca…

El IMSS -primero-, y el ISSSTE -después- se inventan, claro, para brindar mejores servicios a los trabajadores, pero también para relevar a una exigente clase patronal, a cambio de una módica suma, de la carga de lidiar con empleados que se enferman o accidentan a causa de su labores.

Pero tras un siglo de la promulgación de la Constitución, casi noventa años de la Ley Federal del Trabajo y más de medio siglo del IMSS, México no ha logrado consolidar un sistema de seguridad social medianamente eficiente. Ello, a pesar de que en las últimas décadas, el desarrollo exponencial de los Derechos Humanos fuerza a los Estados a garantizar la seguridad social y a corresponsabilizar a la clase patronal

Trastocado el sistema político, que transmutó los regímenes de partido hegemónico a regímenes de dinero hegemónico, ni el PRI ni el PAN quieren incordiar a sus fuentes de financiamiento. Todo lo contrario: la reforma laboral de 2012 (como lo sostuvo Néstor de Buen), fue “a la carta”, dictada por la Coparmex. El primer paso era minar la estabilidad en el empleo; el segundo acto, como se ve, es reducir a su mínima expresión la seguridad social. El argumento priista y panista, hace casi cinco años, en pro de la “flexibilización” de la contratación laboral, fue una promesa que nunca se cumplió: se “detonaría” la generación de empleo. Paso lo contrario, claro. Ahora, juegan la misma carta, la de “beneficiar” a los trabajadores.

Como sea, de quedar la reforma como se prevé, se castigará al trabajador que se enferme o se lesione. Se le castigará, además, con su medio de subsistencia: el salario. Decidir que los riesgos de trabajo dejen al obrero con la mitad de su ingreso durante el tiempo de incapacidad colisionará, sin duda, con los tratados internacionales, pero poco le importa al PRIAN, frente a compromisos electorales este año y el que viene.

Y, de nuevo, el ingrediente chusco: el PRD, en extemporáneos actos de contrición, votando en contra. El mismo PRD que coadyuva (como en Veracruz), a que el PAN se empodere, a cambio de migajas (como en Veracruz).

Un comentario

  1. tiene usted toda la razón, solamente hay que ver los casiques de los sindacatos que dicen ayudan a los trabajadores, pero sus bolsas son las que se llenan. Ejem Dchams, el de radio y tv, y el más perturbador FIDEL VELAZQUEZ

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


Requerido

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.  [ Aceptar ]