Menu
Home » Blog » Derecho a la Seguridad Social de migrantes en situación irregular

Derecho a la Seguridad Social de migrantes en situación irregular

México se caracteriza por ser tránsito de extranjeros en situación irregular, es decir, de personas que haciendo uso de su derecho a la supervivencia abandonan su país de origen en busca de una oportunidad de vida digna, se trata de personas vulnerables, sujetos que en su país de origen no acceden a mínimos derechos humanos como: educación, salud, vivienda, trabajo entre otros, por ello pese al peligro abandonan su hogar en busca de alcanzar alguno o varios de esos derechos.

Esa búsqueda de acceso a mejores satisfactores, los hace transitar por México, en su caminar muchos de ellos se asientan en esta nación, enfrentándose a una realidad cruda, están igual o peor que en su país de origen, es decir, sin acceso a mínimos derechos, pero ahora, en el escenario de la clandestinidad, de la discriminación y del olvido.

El escenario descrito permite o cultiva la sensación compartida de nacionales y de ellos; de sentirse o sentirlos fuera de la ley, sentimiento que genera un doble efecto, por un lado los nacionales –no todos- cometen abusos y violentan sus derechos, por otro, estos migrantes al no conocer ni la estructura jurídica y política del Estado Mexicano, les intimida denunciar esos abusos por miedo a la deportación u otras consecuencias.

Lo anterior genera diversas violaciones en sus derechos,  uno  reiterado, corresponde a los derechos laborales y de seguridad social, el migrante en situación irregular  recibe menor salario, trabaja más horas, carece de toda prestación que otorgue las normas, no accede a la seguridad social. Cierto es, esa situación la comparten miles de mexicanos, pero ello no justifica apartarse de la norma solo porque otros son excluidos, todos; extranjeros o nacionales deben disfrutar sus derechos.

La solución al problema no es sencilla, sin embargo, el camino a seguir es empoderar a la sociedad en general, la forma de lograrlo es difundir los derechos humanos, incluyendo desde luego los  de trabajo y seguridad social, a efecto que  nacionales o extranjeros en situación regular o irregular conozcan el tema.

Ahora bien, todos pero en particular los migrantes en situación irregular tienen derechos laborales y de seguridad social; reconocidos en los artículos 1,5 y 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 66 de la ley de Migración; 68 numeral 1 del Convenio Número 102 de la Organización Internacional del Trabajo relativo a la Norma Mínima de la Seguridad Social; 1, 2 y 27 de la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares, así como de la Opinión Consultiva OC-18/03 sobre la Condición Jurídica y Derechos de los Migrantes Indocumentados. Normas que son base del derecho al trabajo y seguridad social del migrante en situación irregular en condiciones de igualdad.

A ese esfuerzo normativo se suma otro más; el Reglamento del IMSS en materia de afiliación, abandona la vieja práctica de exigir la CURP o permiso migratorio para afiliar a un trabajador, el artículo 47 establece que no es obligatorio la exhibición de esos documentos, disposición que abona a los derechos de ese sector, ya que resultaba un contrasentido exigir un documento de estancia legal, cuando precisamente la estancia es irregular, entonces, a través de la norma obligaban al patrón a no afiliar a su trabajador; por razón que era imposible el cumplimiento, con ello la norma no era razonable sino discriminatoria.

Con estas disposiciones normativas el Estado Mexicano garantiza el derecho del que venimos hablando, sin embargo, queda pendiente se cumplan varios deberes: difundir este derecho y los mecanismos de defensa, así como tener un grupo de operadores jurídicos que lo hagan valer y exigible, cierto, existen defensorías públicas, sin embargo, los migrantes en situación irregular no conocen como opera el sistema jurídico, tampoco la autoridad o instituciones públicas generan confianza, entonces, las defensorías para ellos no es solución, quizás la Comisión Nacional de Derechos Humanos o las Estatales, o bien, las Organizaciones no gubernamentales -siempre y cuando se capaciten en el área de exigibilidad de derechos por la vía judicial- sean organismos idóneos en defensa y exigibilidad de derechos de seguridad social para estos grupos .

Se puede concluir, que los migrantes en situación irregular tienen  derechos laborales y de seguridad social en igualdad a un nacional o extranjero en situación regular, su calidad migratoria no es obstáculo para ejercer sus derechos, es motivo que intensifica la obligación del Estado por respetarlos y garantizarlos.

 

 

Benjamín Rubio Chávez.

comentarios @brubiochavez.

benjaminrubio@revistajurista.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


Requerido

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.  [ Aceptar ]