Menu
Home » Blog » Amparo contra actos de particulares
41913871_s

Amparo contra actos de particulares

Dr. Benjamín Rubio

Dr. Benjamín Rubio

     La Ley de Amparo vigente incorporó como novedad la ampliación del concepto de autoridad responsable, contemplando ahora como tal a los particulares que realicen actos de autoridad, de entrada es una buena aportación de la norma, ya que existen diversos poderes fácticos o poderes salvajes como lo denominan algunos tratadistas; más fuertes que el mismo Estado o bien que gozan de impunidad porque no está debidamente regulado o insuficientemente regulado su actuar, y que requieren de un sometiendo a la jurisdicción constitucional.

     Esta ampliación al concepto, da prioridad a las características del acto de autoridad más allá de quien lo emite, hecho que trasciende para que los actos de los particulares equivalentes a los de una autoridad sean revisados en Juicio de Amparo.

     En algunas latitudes este concepto ya existía y es reglado, es decir, se establece en forma precisa los supuestos en lo que se considera a un particular como autoridad para efectos del Juicio, como ejemplo tenemos:

- Cuando el particular despliega actividades de servicio público de educación y salud; – Cuando el particular presta servicios domiciliarios (agua, luz);

- Cuando el particular realiza actos que afectan derechos fundamentales de otro particular situado en un mismo plano;

- Actos de particulares cuya conducta afecte grave y directamente el interés colectivo, o

- Particulares respecto de quienes el solicitante se halle en estado de subordinación o indefensión.

     Ejemplos que muestran la gran importancia de la ampliación del concepto, ya que la norma se percata que hay particulares que ejercen actividades que le corresponden al Estado, o bien, que afectan derechos humanos por el gran poder que ejercen, por tanto, el particular que está en estos supuestos queda subrogado en la principal obligación del Estado, respetar los derechos humanos, so pena de ser revisado a través de medios de defensa constitucionales.

     Adoptar esos ejemplos en México considero sería un gran avance, ya que se evitaría; la desventaja del particular agraviado frente a un poder fáctico, tomando en consideración que el Juicio de Amparo es un medio de defensa benévolo, económico, eficaz y práctico del sistema jurídico, que sin duda permite equilibrar fuerzas. Sin embargo, la interpretación actual de acto de autoridad es un freno o limitante que impide estudiar los diversos actos que emiten particulares.

     Lo anterior es así, en razón que la Constitución fue omisa en establecer principios generales respecto a la procedencia del Amparo contra actos de particulares, la ley de amparo vigente no contiene un catálogo de actos, se concretó en estipular en el artículo 5 fracción II párrafo segundo, que procede contra actos que emitan particulares equivalentes a los de autoridad y que estén regulados en una norma.

     Lo escueto de la ley trae como consecuencia la interpretación de la misma, pero bajo conceptos que se han venido acuñando en la novena época, que considero chocan con el objeto que busca la ampliación de acto de autoridad.

      El primer concepto que no embona en la finalidad del amparo contra actos de particulares, es precisamente el de acto de autoridad, pues conforme a la Jurisprudencia vigente las notas que lo distinguen son las siguientes:

- Relación de supra a subordinación;

- La relación de supra a subordinación tenga nacimiento en la ley;

- Acto unilateral a través del cual se cree, modifique, o extinga por sí o ante sí, situaciones jurídicas que afecten al particular;

- Para emitir esos actos no requiera acudir a los órganos judiciales ni precise el consenso de la voluntad del afectado.

     Este primer test que por obligación debe estudiarse, tiene un primer elemento que no está contemplado en ley, pero si en la doctrina de la Corte en jurisprudencia, consistente en el concepto de supra a subordinación, que en su momento tuvo un gran aporte, desplazó el elemento de fuerza pública como característica del acto de autoridad, tomando como referencia que existen diversas autoridades que al ejecutar u ordenar un acto no necesariamente utilizan esa fuerza.

     Ahora bien, en la ejecutoria en la cual se establece esta nota distintiva, se podrá advertir la negación total de la procedencia del juicio en contra de actos de particulares, ya que precisamente ese concepto –supra a subordinación- solo puede ser aplicado a quien actúa como autoridad, y dice lo siguiente en la parte que interesa:

…es autoridad para efectos del amparo, el ente de hecho o de derecho que emite actos unilaterales a través de los cuales crea, modifica o extingue por sí o ante sí, situaciones jurídicas que afectan la esfera legal de los gobernados, sin requerir para ello de acudir a los órganos judiciales ni del consenso de la voluntad del afectado. De lo que se sigue que autoridad es todo aquel ente que ejerce facultades decisorias que le están atribuidas en la ley y que, por ende, constituyen una potestad administrativa, cuyo ejercicio es irrenunciable, al ser de naturaleza pública la fuente de tal potestad. Luego, es palmario el abandono del criterio tradicional de disponibilidad de la fuerza pública como requisito característico del concepto que se analiza…

Además, de acuerdo con el criterio de esta Sala contenido en la tesis antes transcrita, es dable aseverar que el concepto de autoridad responsable debe concebirse, fundamentalmente, por exclusión de los actos de particulares. En efecto, la naturaleza, antecedentes y evolución del juicio de amparo apuntan a sostener que éste sólo procede contra actos de autoridad, no así de particulares. Por lo que resulta indispensable establecer las bases para distinguir un acto de otro, para lo cual es ideal atender a la clasificación que la teoría general del derecho hace de las relaciones jurídicas de coordinación, supra a subordinación y supraordinación…

…De acuerdo con esa teoría, las relaciones de coordinación son las entabladas entre particulares, en las cuales éstos actúan en un mismo plano, es decir, en igualdad, por lo que para dirimir sus diferencias e impedir que se hagan justicia por ellos mismos, se crean en la ley los procedimientos ordinarios necesarios para ventilarlas; dentro de este tipo de relaciones se encuentran las que se regulan por el derecho civil, mercantil, agrario y laboral. La nota distintiva de este tipo de relaciones es que las partes involucradas deben acudir a los tribunales ordinarios para que coactivamente se impongan las consecuencias jurídicas establecidas por ellas o contempladas por la ley, estando ambas en el mismo nivel, existiendo una bilateralidad en el funcionamiento de las relaciones de coordinación. Esta ejecutoria muestra el origen del enunciado supra a subordinación, que mencioné, tenía como finalidad desincorporar el elemento de fuerza pública del concepto de acto de autoridad, pero a la vez dejó precisado que el amparo no procede contra actos de particulares, pues estos realizan actos de coordinación. Lo anterior lo saco a cuenta a efecto de advertir: – Fue un concepto construido para desplazar el elemento de fuerza pública del concepto de acto de autoridad; – Decretar que el amparo solo procede contra actos que pronuncien autoridades; y – Para precisar que el amparo no procede contra actos de particulares porque solo realizan actos de coordinación…

     Como se denota, el concepto de supra a subordinación se genera en un momento en el cual la ley y jurisprudencia de la SCJN no comparten la procedencia del Juicio de amparo contra actos de particulares, entonces, este concepto no debe utilizarse en el nuevo argumento que se use para determinar que actos de particulares son susceptibles de reclamarse vía amparo, porque evidentemente habrá un desventaja, el concepto nace para frenar la procedencia del juicio de amparo contra actos de particulares y no puede ser fuente para impulsar la procedencia de estos.

     De perdurar esa nota distintiva de acto de autoridad, los actos de particulares que pueden revisarse en amparo serán los mínimos, dejando de lado el groso de actividad particular que vulnera derechos humanos, pues muchas de las actuaciones de particulares que realizan actos normados y que afectan derechos fundamentales a otros particulares, tiene como característica primordial que nacen de una relación de coordinación –convenios o contratos adhesivos-.

     Así, lo importante es que a partir la ley vigente se construya el nuevo concepto de acto de autoridad, basado en la literalidad de la ley que en el artículo 5 fracción II, establece como notas distintivas:

- Dictar, ordenar, ejecutar o tratar de ejecutar un acto;

- Que ese acto sea unilateral y obligatorio;

- Que el acto unilateral y obligatorio: cree, modifique o extinga situaciones jurídicas; u omita el acto que de realizarse crearía, modificaría o extinguiría dichas situaciones jurídicas.

Tratándose de un acto de particular además de acreditarse las anteriores también deberá acreditar:

- Que las funciones estén determinadas por una norma general.

     De la literalidad de la norma se puede encontrar un concepto de acto de autoridad amplio; que permite revisar más actos, no solo de los particulares, sino también de autoridades formalmente reconocidas en norma, pero que por jurisprudencia se ha determinado que son particulares para efectos del juicio de amparo.

     Así entonces, debemos abandonar o variar de la doctrina jurisprudencial el elemento de supra a subordinación, por otro, que sea de mayor amplitud y de mejor protección de derechos constitucionales.

     Solo así se puede explotar de mejor forma la figura en estudio, logrando precedentes como los que existen en otros países donde se aplica desde hace mucho este concepto, de modo tal que en verdad se pueda equilibrar la actuación de poderes fácticos y democratizar el Estado.

@brubiochavez

7 comentarios

  1. Moises Muñoz Martinez

    excelente pagina y la información que publican, la mayoria de las veces aclara todas las dudas juridicas que se tienen y va mas alla porque es completo todo el tento e información afin incluida.

    GRACIAS ENHORABUENA Y FELICIDADES

  2. raul contreras ramirez

    excelente información, sin embargo como fundar entonces cuando un sindicato expulsa a uno de sus miembros violándosele sus derechos a defenderse en términos de sus estatutos.

  3. MUCHAS GRACIAS POR TAN EXCELENTES NOTAS JURÍDICAS QUE PUBLICAN, PUES CON TODA ESTA INFORMACIÓN ME MANTIENEN AL TANTO DE LAS NOVEDADES JURÍDICAS, EXCELENTE PAGINA MIL GRACIAS.

  4. Gloria corredor

    Es muy útil para la sociedad en general esta página para hacer consultas realmente con profesionales especializados

  5. Jesus Dominguez Batres

    Excelentes comentarios

  6. José Alfredo Mino Martínez

    Me parece muy interesante y muy buena la revista gracias.

  7. Revista acorde a la realidad, muy recomendable.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


Requerido

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.  [ Aceptar ]