Menu
Home » Carrusel » Acude ministro Pardo Rebolledo a homenaje en honor a su abuelo
5

Acude ministro Pardo Rebolledo a homenaje en honor a su abuelo

Para mí es un honor y un gusto ser xalapeño y no tengo empacho en presumirlo en cualquier lugar donde me encuentre, expresó el Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Jorge Mario Pardo Rebolledo, al acudir al homenaje que el pueblo y el gobierno de Xalapa rindieron este 18 de octubre, a su abuelo, Mario Guillermo Rebolledo Fernández, quien fuera dos veces presidente del Máximo Tribunal del país.

De él dijo que fue “un hombre que predicó con el ejemplo, un xalapeño sencillo, ordenado, trabajador y muy amoroso con su familia”. Ante el alcalde Américo Zúñiga Martínez y el magistrado Eduardo Andrade Sánchez, comentó que si su abuelo “estuviera aquí, nos íbamos a llevar un buen regaño toda la familia, porque era reacio a recibir reconocimientos. Era cuidadoso de no vanagloriarse ni de hacer públicos sus méritos y sus virtudes. Era un hombre de pocas palabras, pero logró enseñar con el ejemplo”.

Comentó que pasó su infancia al lado de su abuelo, don Mario Guillermo Rebolledo Fernández. “Tuve una relación muy cercana con él. De niño, me tocaba ir a recogerlo a su oficina y aprovechaba para dar bastante lata ahí en los pasillos de la Corte, que ahora, con gran respeto y orgullo, sigo recorriendo”.

Agradeció a Manuel Fernández Ávila y a Manuel Fernández Chedraui por todas sus atenciones y su buena disposición para que la vía pública ubicada entre la prolongación del Paseo de las Palmas y el bulevar Europa, en el fraccionamiento Imperial de las Ánimas de esta ciudad, pueda recordar a “un xalapeño sencillo, ordenado y trabajador. Es un regalo que nos dan a toda la familia, a 30 años de su partida”.

LA JUSTICIA, PRIORITARIA En entrevista, dijo que la justicia es un tema prioritario en nuestra sociedad. “Si no hay un adecuado sistema de impartición de justicia, no se garantiza la paz social, la estabilidad y el respeto de los derechos de todos.

“Los que nos hemos dedicado toda nuestra vida a esa función tenemos siempre el compromiso de capacitarnos, actualizarnos, prepararnos y honrar nuestra vocación con honestidad, profesionalismo e imparcialidad, para ganarnos la confianza de nuestra sociedad. El objetivo fundamental es que la sociedad sienta que hay justicia y que se respetan sus derechos”.

A pregunta expresa sobre la obra pública que ha realiza en Xalapa el alcalde Américo Zúñiga, para hacer justicia al pueblo que lo eligió, indicó: “Me parece que todo servidor público tiene un compromiso con la justicia, dentro del ámbito de sus respectivas actividades. En la medida en que se responda a ese compromiso, la sociedad podrá ver a alguien que está, insisto, honrando el reto y la gran obligación que tenemos todos los servidores públicos de servir a nuestra sociedad”.

Correspondió al Magistrado Eduardo Andrade Sánchez dar lectura a la semblanza del Ministro Mario G. Rebolledo. Durante su intervención, el letrado recordó:

Podría decirse que de alguna manera don Mario Guillermo Rebolledo Fernández ha contado desde hace muchos años con una calle en esta ciudad de explosivo crecimiento, la que con el nombre genérico de Xalapeños Ilustres, honra a una pléyade de personajes que han dado lustre a la, con justicia, llamada Atenas Veracruzana. Entre ellos se ubica de modo relevante quien fuera Presidente de nuestro Máximo Tribunal; tan relevante que ha merecido que su nombre identifique específicamente una vía pública de la capital veracruzana.

Nuestro homenajeado nació en esta bella ciudad, el 26 de enero de 1914. Se tituló como abogado en la Escuela de Derecho del Estado de Veracruz, antes Escuela Libre de Derecho, en 1935. Conoció a fondo la realidad de su Estado al desempeñarse como agente del Ministerio Público en Córdoba, Orizaba, Tuxpan, Altotonga, Xalapa, Coatepec y el Puerto de Veracruz. En reconocimiento a su trabajo ascendió al cargo de agente auxiliar en la Procuraduría General de Justicia, para luego llegar al cargo de Procurador General de Justicia del Estado. Su impresionante trayectoria lo llevó a la Presidencia de la Junta de Conciliación y Arbitraje y a convertirse en Secretario General de Gobierno.

En el Poder Judicial del Fuero Común ocupó los cargos de juez de Primera Instancia en Xalapa, secretario del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz, juez Decimoquinto Penal en la Ciudad de México y Magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

El Presidente de la República, Adolfo Ruiz Cortines, lo designó Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, adscrito a la Tercera Sala, a los 41 años, en 1955. Posteriormente asumió la condición de Ministro Supernumerario en la Sala Auxiliar y después fue Ministro Numerario en las Salas Cuarta y Primera. Alcanzó la máxima posición del Poder Judicial del país al presidir en dos ocasiones la Suprema Corte de Justicia en 1976 y 1982.

También se desenvolvió en la vida académica impartiendo la cátedra de derecho procesal penal de 1941 a 1950 en la Escuela de Derecho del Estado de Veracruz.

En 1976 le fue conferida la Cruz de Honor a la Dignidad Profesional. En 1980 recibió el grado de Doctor Honoris Causa de la Universidad Veracruzana. El Comité Directivo del Día del Abogado le otorgó un diploma en reconocimiento a sus altos méritos profesionales en Xalapa; el Ayuntamiento del Puerto de Veracruz lo nombró Hijo Predilecto y la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana le dio su nombre a una de sus aulas.

 Agradezco profundamente a mi distinguido amigo Américo Zúñiga, que se ha desempeñado de manera brillante en la Presidencia Municipal de Xalapa, haberme concedido la oportunidad de tomar la palabra en este evento para honrar, a treinta años de su partida, la memoria de uno de los juristas más ilustres que ha producido la tierra veracruzana, que por cierto ha sido pródiga en ellos, de lo cual es ejemplo quien proviene de la misma estirpe y hoy despliega, no sólo sus sólidos conocimientos, sino su sensibilidad y su compromiso con el Derecho, desde el alto sitial que ocupa en la Suprema Corte de Justicia, el Ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, presente en esta ceremonia.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


Requerido

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.  [ Aceptar ]